Instituto y Editorial Circulo Aleph

facebook twitter

yootube videoscorreo

blogflickr

pinterestskype


Sitio web ilustradora

INSTITUTO HOLISTICO INTERNACIONAL
CIRCULO ALEPH

El Aleph es el lugar donde están, sin confundirse, todos los lugares del orbe, vistos desde todos los ángulos. Si todos los lugares de la Tierra están en el Aleph, ahí estarán todas las luminarias, todas las lámparas, todas las fuentes de luz.
El Aleph. Jorge Luis Borges.

El instituto Círculo Aleph fue fundado el 21 de diciembre de 1972 por el profesor Sergio Valdivia Correa. Su propósito es ayudar a desarrollar todas las potencialidades del ser humano para que llegue a ser todo lo que puede ser. Para esto utiliza métodos de superación personal rápidos y efectivos, fáciles de comprender y aplicar. Vuelve a establecer la condición natural con la que todo ser humano nace: preparado para la excelencia en la vida.

El desarrollo que se logra es más que integral, es holístico. Este es el término que emplea la ciencia moderna es su descubrimiento de la forma esencial como se desarrolla la vida, en todas sus manifestaciones, desde el átomo a las galaxias. Todo está compuesto de partes y cada parte contiene al todo. Cada modificación en una de sus partes, afecta a las otras y provoca un nuevo equilibrio de la totalidad (homeostasis). El ser humano es un todo compuesto de partes. Por ejemplo, cuerpo físico, vida afectiva, mente. La acción positiva o negativa en cada una de esas partes, afecta a las otras y a la totalidad del ser. [saber más]

Círculo Aleph es el primer instituto Holístico en América Latina. ¡Nadie tiene más experiencia que nosotros!

Aquí encontrará un sorprendente mundo que se redescubre cada día. Aleph es un jeroglífico caldeo que representa el inicio de algo nuevo y también simboliza al ser humano, en cuanto es intermediario entre lo superior (celestial) y lo inferior (terrenal). El nombre Aleph fue elegido por este simbolismo. El Instituto no tiene relación con ninguna religión ni raza en particular.

En el Círculo Aleph los métodos de superación personal abarcan lo físico, emocional, mental y espiritual.

Aceptamos a todas las personas sin hacer diferencias en sus creencias, ideologías o condición social. En sus reuniones no se discute ni de religión ni política, respetándose la acción individual de cada uno en estos y en todo otro aspecto. Tenemos plena independencia ideológica, lo que nos permite ayudarnos y ayudar a acercarnos a la verdad.

Tomamos todo el conocimiento que sirva al perfeccionamiento humano y que permita un acercamiento a lo espiritual, sea enseñanza antigua o moderna, oriental u occidental, científica o metafísica. No hay posiciones doctrinarias rígidas ni se exige practicar o creer en algo en particular. Cada cual toma lo que considera y necesita, libremente.

En esta búsqueda de lo mejor para usted, mantenemos intercambio con cientos de organizaciones similares en todo el mundo. Tenemos además un equipo directivo, creativo e investigador que constantemente mantiene nuestras enseñanzas y métodos en la avanzada, siendo los primeros en Chile en haber desarrollado diversas enseñanzas (Superaprendizaje, Estado Alfa, Cursos en casetes, Hipnocasete, Audiolibros, Discos Compactos sobre Superación Personal, Métodos Subliminales de Reprogramación Mental y otros).

Todo ser humano es perfectible (¡nosotros también!). No importa cuan bien o mal pueda usted encontrarse. Siempre es posible mejorarse a sí mismo, mejorar la calidad de vida, mejorar en el trabajo o estudio, mejorar la salud, mejorar en relaciones humanas, y todo lo que quiera.

El escudo del Instituto

Instituto Círculo Aleph

Cada persona es lo que tiene en su fondo mental: sus patrones de conducta, esquemas de pensamientos, autoconcepto y autoimagen. Guiamos para cambiar esta programación y para transformarse en un triunfador en muy poco tiempo.

Para ello enseñamos y practicamos las vocaciones fundamentales del ser humano: servicio, enseñanza-aprendizaje, amor y búsqueda de lo Uno (Unidad). Esto se encuentra representado en nuestro emblema.

El sol que corona el distintivo del Aleph simboliza un principio superior y eterno, que con su sabiduría y amor nos ilumina a todos, sin distinción. Unos saben aprovecharlo mejor que otros, pero esto se puede aprender a conseguir. En el Aleph se encuentra la calidez del sol, que ilumina y da la vida renovada.

De nada sirve aprender teoría si no se lleva a la práctica. En el Aleph no somos perfectos (pronto lo notará), pero cada día mejoramos un poco. Esto se logra aplicando y practicando los principios superiores de la vida en nosotros y en la relación con nuestros semejantes, mediante técnicas que nos permiten conseguirlo muy rápido. Es una acción en el medio ambiente. Esto se encuentra simbolizado en cuatro colores, que representaban simbólicamente los cuatro elementos del mundo: tierra, sólido, negro; agua, líquido, verde; aire, gaseoso, azul; fuego, energía, rojo.

El principio masculino y femenino que rige toda la creación y su constante regeneración está representado por la línea vertical dorada y la horizontal plateada. Oro y plata, sol y luna; forman una cruz, símbolo de la vida.

El circulo rojo señala que aquí todos tienen cabida en una sola familia humana, todos somos hermanos. El rojo representa la acción y transformación que nos permite avanzar, a través de fracasos y éxitos, hacia una mejor sabiduría y conocimiento, representado por el círculo blanco.

Partiendo desde el cuadro superior izquierdo y en sentido de los punteros del reloj, encontramos las vocaciones esenciales del ser humano que aquí aprenderá a realizar, para su felicidad y de los que le rodean.

SERVIR

A toda la familia humana, a usted mismo. Todo los seres de la creación sirven para algo. El ser humano no es una excepción, tanto que el ser necesario y sentirse útil es imprescindible para su vida equilibrada. Aquél que no se siente ya útil puede dejarse morir por ello. Cuando descubra la bendición del servicio desinteresado, su vida se transforma y se llena de gozo. Círculo Aleph nos enseña a disfrutar de la vida, practicándolo. Incluso, la Institución puede mantenerse gracias al servicio desinteresado y voluntario de sus integrantes, desde los directivos y Educadores hasta sus estudiantes: ¡una realización concreta del amor!

EDUCAR

Nacemos programados para aprender. No nacemos desarrollados, sino que a través de un proceso evolutivo vamos madurando. Esto porque venimos al mundo a aprender. En forma natural, toda persona es feliz y gozosa aprendiendo, su vida se enriquece y se realiza como individuo. Sólo bloqueos o condicionamientos negativos impiden tener la alegría de aprender. Aquí se practica el servicio y el amor a través de la educación y se enseña como disfrutar del aprendizaje. Educar es sacar las capacidades que potencialmente cada uno tiene y se logra cuando aprenda aquí a asimilar sus experiencias.

UNIR

La humanidad encontrará la felicidad y la paz por la búsqueda de la unidad y la síntesis. Lo externo y circunstancial es lo que nos separa y diferencia; lo interno y trascendental es semejante y nos une. En esencia, somos almas vivientes que venimos a experimentar en esta vida.

Todos queremos vivir con calidad, felicidad, paz, amor y tranquilidad. Aquí se aprende a lograrlo unidos en estos propósitos por una humanidad mejor. Por esto, en el Aleph encontrará grupos de estudio con personas de toda edad, condición y creencia.

Todos buscamos el camino de la reintegración, del reencuentro con la Vida Una, a través de nuestra propia unificación como individuo, en el pensar, sentir y actuar.

Hay diversidades de caracteres y caminos, pero esto no es obstáculo para actuar unidos. Cada eslabón es importante para la unidad. Por esto en el Aleph se realizan diversas modalidades de enseñanza: orientaciones personales, mentoring, conferencias, seminarios, talleres, cursos. De modo que hay un tipo de enseñanza y conocimiento apropiado para usted. La cadena está abierta para recibirlo, pero no para encadenarlo: puede entrar y salir cuando lo desee.

AMAR

Realizamos, con usted, en forma práctica el amor fraternal a toda la humanidad mediante redes planetarias de pensamiento positivo. Todo libro de sabiduría nos enseña que el ser humano debe amar y está plenamente capacitado para ello. La felicidad no está en ser amado, sino en tener a alguien y/o un ideal a quien amar. Como ambos procesos se dan simultáneos, suele confundirse. Es a veces difícil encontrar quien nos ame, pero hay miles de millones de personas que necesitan amor. Los alefos (estudiantes del Aleph) estamos para entregar amor a usted.

NUESTRA VISION

Una gran Corporación Educacional Holística para el Desarrollo Personal y Espiritual, con un incalculable valor por la experiencia acumulada. Entrega sus enseñanzas con amplitud de criterio, con técnicas de punta que aseguran el máximo aprovechamiento en la transferencia de contenidos y empleando una metodología de enseñanza aprendizaje basada en ejercicios prácticos, vivenciales y compartiendo las experiencias.

NUESTRA MISION

La misión primordial de la institución es la educación para el desarrollo personal y espiritual a todas las personas que, motivadas por nuestra entrega, deseen elevar su calidad de vida.

Nuestro lema es: "Para ser todo lo que puedes ser".

NUESTROS EDUCADORES

Los Educadores del Instituto Círculo Aleph son personas muy capacitadas durante años en diversas materias tales como: oratoria, expresión corporal, educación, uso de medios audiovisuales, relaciones humanas, control de gestión, informática y muchos otros temas. Además, desde luego, amplia capacitación en los contenidos de los cursos que ofrecen.

Los Educadores del Aleph reciben constantemente evaluación y capacitación.