Instituto y Editorial Circulo Aleph

facebook twitter

yootube videoscorreo

blogflickr

pinterestskype


Despertando el poder de los chakras

Los chakrasEl ser humano posee siete principales centros de energía o chakras (palabra sánscrita que significa rueda, debido al movimiento que realizan estos centros de energía). Están ubicados en el plano etérico del aura y a través de ellos el ser humano capta, concentra y distribuye su energía vital. Se afirma que cada centro activa cualidades específicas y dirige determinadas partes del organismo.

Los chakras o centros de energía, funcionan como bombas o válvulas y regulan el flujo de energía a través de todo nuestro sistema energético. Estos chakras están constantemente irradiando con su energía (positiva o negativa) al cuerpo físico y a los órganos que están a su alrededor. De allí la importancia de saber manejar la calidad de la energía que está manifestando cada uno de estos centros.

Tanto la energía mental como la emocional se manifiestan por nuestros chakras y repercute su vibración en los órganos físicos que están alrededor de los chakras. Por esta razón es de vital importancia saber dominar nuestra mente y nuestras emociones. Es decir, desarrollar el control mental y el control emocional, con el fin de ser conscientes de la calidad de energía con la que estamos alimentando nuestros chakras.

Toda nuestra negatividad —como puede ser el odio, los nervios, el estrés, la envidia, el orgullo, los apegos a las cosas materiales, etc.— bloquea el funcionamiento normal de los chakras o centros energéticos y es por esta razón que se bloquea también el buen funcionamiento de todo nuestro organismo, lo que puede derivar en la causa de las enfermedades que conocemos tanto a nivel físico como psíquico.

Los chakras interaccionan con el cuerpo físico a través de dos vehículos principales: el sistema endocrino y el sistema nervioso. Los estudiaremos como un modo de comprensión, porque estos temas son estudiados en la adolescencia en la escuela.

Cada chakra tiene cualidades espirituales, un tono de vibración y un color específicos. Estas cualidades no son físicas por lo tanto se activan plenamente con visualización, aplicando el color adecuado (los colores son vibración y reflejo de la energía solar) a través de un cuarzo u otro mineral que tenga el color correspondiente, y sometiéndolo a la vibración del tono correspondiente.

Temario

DURACIÓN 7 horas pedagógicas más hora y media de pausa para almuerzo (no incluído).

Grabación de Prácticas de los Siete Centros