Instituto y Editorial Circulo Aleph

facebook twitter

yootube videoscorreo

blogflickr

pinterestskype


Taller

Como eliminar la actitud postergativa (procrastinación)
con hipnosis.

La procrastinación es un complejo trastorno del comportamiento que a todo el mundo nos afecta en mayor o menor medida. Consiste en postergar de forma sistemática aquellas tareas que debemos hacer, que son cruciales para nuestro desarrollo y que son reemplazadas por otras más irrelevantes pero más placenteras de llevar a cabo. Es asumida popularmente como simple "pereza".

Afecta a multitud de perfiles (el ejecutivo que aplaza una y otra vez una reunión porque la prevé conflictiva, el estudiante que aplaza indefinidamente el estudiar para sus exámenes, etc.) y cada vez más se está convirtiendo en un serio de problema que afecta a al salud psicológica de los individuos y, por ende, a la salud social de una comunidad.

La procrastinación, en particular, es un problema de autorregulación y de organización del tiempo. Su solución consistiría, entre otras cosas, en lograr una adecuada organización del tiempo, concentrándose en realizar las tareas importantes que tienen un plazo de finalización más cercano. Quien pospone o procrastina una decisión, por no sentirse preparado —esperando que todo se resuelva por sí solo— suele aducir que lo hará después "... en cuanto tenga tiempo", con lo que está presentando, en el fondo, una conducta evasiva.

La solución está en cambiar las conductas y sentimientos hacia las actividades que debemos y que queremos realizar. Esto no es nada de fácil. Sin embargo, con hipnosis es extraordinariamente fácil, rápido, definitivo y seguro.

En este taller vamos a conversar de estos hábitos y tendremos una experiencia de hipnosis colectiva enfocada a desarrollar el poder de realización.

Artículos Complementarios

Hace décadas que se sabe que una actitud mental positiva más permanente y la disposición a disfrutar la vida con alegría fortalecen el sistema inmunológico. Una persona con estos comportamientos se mantiene con mejor salud, queda más protegida frente a agentes patógenos (creadores de enfermedades) y, en caso de enfermarse, se recupera más rápido. Por lo mismo, vive más años y con mejor calidad de vida.

 

El ánimo puede enfermar al corazón

 

Las personas explosivas y proclives a la depresión emiten una sustancia que contribuye a las apoplejías y a los males cardiovasculares, según un estudio publicado ayer en la revista Psychiatry and Behavioral Sciences.